Los tranquilizantes y su dependencia

Hoy traemos un tema de ciencia y salud, gracias a los expertos psicologos barcelona Dr.Romeu y Asociadas. Cuando hablamos de tranquilizantes, nos referimos a medicamentos del tipo de las benzodiazepinas, ( recetadas principalmente para el el insomnio y también frecuentemente para la ansiedad ), posiblemente la mas popular sea el diazepam.

Estos fármacos aunque cumplen satisfactoriamente con su finalidad ( relajar el sistema nervioso ) mientras se están utilizando, tienen la característica común a todas las drogas, que no es otra que una serie de molestias y malestar general cuando se dejan de tomar, provocando por lo tanto dependencia. Hemos de recordar que esta sustancia suele permanecer en sangre entre 6 y 10 días después de haber retirado su consumo.

Los efectos más notorios son nerviosismo, insomnio, ansiedad,inquietud.

¿Qué crea o genera la dependencia?

Los principales factores son la cantidad y en tiempo que se ha estado consumiendo. Estudios clínicos demuestran que tomar el doble de la dosis útil , puede desarrollar una dependencia en 2 o 3 semanas. Algunos investigadores mencionan como el periodo seguro : cuatro semanas. Después de ese tiempo empieza a aumentar el riesgo de desarrollar una dependencia y en algunos casos en la mitad de tiempo.

Por otro lado cuanto mas tiempo se use un tranquilizante, más ira perdiendo parte de su efecto, a medida que el organismo se va habituando y necesitará mayores dosis para obtener el mismo efecto

Todas las benzodicepinas conocidas crean dependencia. El diazepam, alprazolam, clobazam, triazolam, bromazepam, clordiazepoxido flurazepam, etc

Por lo general las personas que son proclives a otras dependencias como el alcohol, tabaco etc, también lo serán con las benzodiazepinas.

Consejos:

Erradicar de una vez por todas la automedicación es un buen comienzo, y más concretamente en el caso del insomnio. Por lo general los problemas para conciliar el sueño no requiere del uso de los tranquilizantes. Y si el insomnio es síntoma de depresión se debe tratar con otros fármacos con carácter antidepresivo.

En caso de haberlo estado tomando durante mucho tiempo, lo mejor es ir reduciendo las dosis poco a poco, de manera progresiva.

Utilizando estos medicamentos solo por el tiempo necesario y en las enfermedades donde sea realmente adecuada su utilización. Para esto se hace obligatoria el estudio y la prescripción por parte medica, en este caso el especialista.

La participación del psiquiatra, en el manejo de la dependencia a los tranquilizantes,esta basada en que este especialista es el único con conocimiento suficiente de las sustancias que afectan la conducta y el estado de animo. Conocimiento que no se da en ninguna otra especialidad medica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *