Tecnología aplicada al sector del sexo y escorts

Las nuevas tecnologías han alcanzado a todos los sectores y ámbitos de la sociedad. Hoy es posible casi cualquier cosa que antes ni tan solo nos hubiéramos imaginado, como impresoras 3D o sistemas de GPS para el coche.

En el mundo de las escorts también las cosas han avanzado notablemente. Por ejemplo, existen aplicaciones para que sea más fácil contactar con ellas. Un ejemplo seria Utoopi o CristinasSecrets.com

Utoopi ha sido prácticamente la primera aplicación para localizar a estas profesionales. Está pensada para que clientes puedan activar el geoposicionamiento de su móvil y localizar así a las escorts barcelona que están más cerca de donde estén ellos. Una vez localizada, se pueden saber los servicios que se ofrecen, precios, etc. así como enviar también un mensaje privado.

El principal objetivo es poder mejorar el contacto, haciéndolo de una forma rápida y segura porque los datos privados están totalmente a salvo.

Esta aplicación, que como vemos está muy bien para los clientes, es también una buena herramienta para las personas que ejercen de escorts, ya que ellas mismas pueden activar su perfil cuando quieran o dejarlo escondido cuando no quieran dedicarse a ello. Por ejemplo, si una chica escort sabe que estará unos días o unas horas sin poder ejercer, puede decidir no aparecer, por lo qué su ficha no aparecerá cuando los clientes busquen por su zona.

En otros países también existen este tipo de aplicaciones, aunque siempre según las normativas del país (normalmente no hay problema pero algunas legislaciones regulan mucho estos temas). En Alemania, por ejemplo, existe una aplicación llamada Peppr y que funciona más o menos como Utoopi: muestras tu localización y a partir de allí ves las personas más cercanas que se dedican a la prostitución. La ficha de cada persona contiene fotos y precios, pero la principal diferencia con Utoopi es que si se usa la aplicación para quedar, estos se llevan una comisión (entre los 6 y los 13 euros, según tipo de cita o servicio contratado). En la revista Time hablaron de esta aplicación en su día: “There is now an app for prostitution”.

Este tipo de aplicaciones han hecho que las personas que se dedican a este tipo de negocios cambien un poco sus hábitos. Aún es pronto para ello, pero parece que la tendencia está en contratar este tipo de servicios a través de dispositivos móviles, por lo que hace que ya algunas chicas no se pongan en la calle a ofrecer sus servicios sino que aprovechen y se publiciten por medios online. Además esto hace también que la información quede un poco más regulada y que si en algún momento les pasa algo a alguna de estas chicas, se puede descubrir más fácilmente con quien estuvo. Para los clientes también supone garantías porque los precios están marcados ya desde el principio y además puedes ver referencias de las chicas en cuestión, ya que muchas veces se han dado casos de fotografías falsas y cosas así, en cambio con este servicio no es tan fácil mentir.